¿Volar con aceite de palma? Qué mala idea

La industria de la aviación pretende continuar creciendo; y hacerlo de modo “neutral para el clima”. Este milagro moderno sucederá utilizando biocombustibles.
Pretenden que en 2050, el biocombustible cubra un 50% de la demanda de combustible de la aviación, lo que significa la cifra astronómica de 285 millones de toneladas de bioqueroseno por año, según cálculos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Para financiarlo esperan contar con subvenciones e incentivos estatales.
¿Dónde se pueden obtener estas enormes cantidades de biocombustible?
La OACI no lo explica. Pero está claro a dónde apunta la industria de la aviación: al aceite de palma, el más barato y el más abundante en el mercado global. ¡Es una locura!
Para dar lugar a nuevas plantaciones de palma aceitera se destruyen cada vez más selvas tropicales y se desplaza a más comunidades que viven en ellas. No sólo en el sudeste de Asia, también en África y cada vez más en Latinoamérica. Además, así se liberan a la atmósfera grandes cantidades de carbono.
A mediados de octubre, miembros de OACI se reúnen en México los miembros de OACI para discutir estos planes.

.

Actuá Ya
Encuentranos

Eco Sitio

Mantengase informado de nuestras ultimas noticias!

Distribuir contenido
Buscar